Qué puedo hacer por mi negocio durante la cuarentena?

Cosas que podés hacer por tu negocio durante la cuarentena

Las primeras semanas de la cuarentena fueron de gran incertidumbre.
La mayoría de mis clientes me expresaron su frustración: estaban de acuerdo con el Aislamiento Social Preventivo pero sentían que sus proyectos y sus ingresos se escurrían entre sus dedos: necesitaban hacer algo ya, ahora mismo. 

Seguro te pasó algo parecido. Costó entender que son tiempos de adaptación. Lo que venías haciendo, lo vas a tener que adecuar a un nuevo formato. Tenés que activar un nuevo plan. Tampoco podés quedarte inmóvil, rumiando tu frustración. Hay muchas cosas que si podés hacer ya para activar tu negocio.

Te comparto algunas de mis recomendaciones, que ya están poniendo en práctica mis clientes:

 

Cuidá tu salud

La mejor forma de ayudar a otros es cuidándose uno mismo. Mantené rutinas saludables. Sólo estando bien con buena salud, podés ayudar a los otros. Sino te van a tener que cuidar a vos.

 

Cuidá tu salud emocional

Nuestras emociones afectan a nuestra salud física. No desesperes. 

Son momentos de mucha incertidumbre para todos. Hay que entender qué es un momento de crisis y que lo más aconsejable es estar lo más calmado posible. Es la única forma en que vas a poder estar atento a los acontecimientos y tomar buenas decisiones.

 

Mantenete activo

También es una forma de cuidar tu salud. Todos tenemos necesidad de hacer cosas. Nos hace bien. Es bueno relajar, pero es importante evitar el sedentarismo extremo para mantener un buen estado de ánimo.

 

Mantenerte positivo

Tarde o temprano esta situación se va a terminar y es importante que estés fuerte y motivado. No es fácil. En algunos casos el contexto no ayuda y te va a resultar más difícil. Tratá de detectar esos momentos y hacer algo que te haga sentir bien.

 

Vos podés ayudar a otros

Quizás no seas muy tecnológico, pero seguro podés ayudar a otros en este momento, manteniendo la distancia. Tus habilidades, servicios o conocimientos seguro le sirven a alguien más.  Podés hacer “un vivo” en redes sociales, una reunión a distancia, un tutorial, un artículo de blog. No sólo te ayudará a mantener tu mente ocupada sino que posibilitará conectar con nuevos clientes, y a mejorar tu presencia digital. 

 

Mantener contacto personal con tus clientes

Los clientes son personas. Todos estamos pasando, de una forma u otra, por un momento difícil. Un contacto social, honesto y desinteresado, es una forma de afianzar el vínculo con ellos. 

No trates de forzar ventas.

La mayoría está pendiente de su propio negocio y en sobrevivir. Y puede que tu producto o servicio no sea considerado esencial para su subsistir por tu cliente. Es mal momento para apurar una venta. Es más importante sostener el vínculo personal.

 

Desarrollar nuevos canales de contacto

¿Por qué no? Quizás no lo tuviste nunca en cuenta. Mi cuñada nunca imaginó hace unos años hacer una videollamada y lo hizo. Hay gente que nunca cobró por medios digitales y lo hizo. Incluso docentes que nunca se imaginaron trabajando en un aula virtual e impartir clases a distancia. Y lo están logrando. Por supuesto, no es su forma preferida,  pero vencieron la barrera (tuvieron que hacerlo).

 

Capacitarte

También es una buena forma de aprovechar el tiempo. Conseguir nuevas habilidades, que te den un mejor perfil en la oferta de tu servicio o que le puedas dar valor agregado a los productos.

 

-Te voy a comentar un caso

Una compañía de circo que hace animaciones y espectáculos infantiles. Sus espectáculos están orientados a fiestas infantiles y entidades educativas. Desorientados, y casi resignados, me consultan: –No hay mucho que se pueda  hacer durante el Aislamiento Social Preventivo. Las instituciones están cerradas, nadie va a festejar un cumpleaños por estos días. Nuestro servicio no es esencial. 

Mi respuesta: –Podés hacer una serie de videos con malabares y programar un vivo. Muchos padres van a estar agradecidos de que les proveas entretenimiento a sus hijos en estos momentos. Podes tratar de generar actividad en tu red social, y prepararte para cuando se levante la cuarentena.

El resultado: en menos de una hora tenía 3 videos, y al día siguiente 5 más. Y ya hicieron el primer video en vivo desde su casa con un espectáculo preparado para la ocasión. Recuperaron la motivación. Canalizaron su imperiosa necesidad de hacer. Y van transitando la crisis ayudando a otros.

A veces parece una pérdida de tiempo. Te puedo contar muchos más casos. Una directora de un centro de enseñanza de masoterapia y reflexología. El contacto es fundamental para transmitir el conocimiento de estas terapias. Decidió reprogramar el inicio de clases y mientras tanto, dar clases en vivo gratuitas. Le sirve para mantener el vínculo con sus alumnos y colegas, difundir las terapias. Otra directora de un centro de enseñanza de reflexología, optó por generar un vínculo más estrecho con sus colegas y alumnos en reuniones privadas videoconferencia.

Un cliente amigo, escritor independiente. Su canal de ventas son exposiciones, ferias y encuentros temáticos. Empezó a hacer videos en vivo por instagram, y luego un taller gratuito de escritura. También liberó capítulos de su libro más vendido para ofrecer contenido recreativo.

 

Ok, todo muy lindo, pero ¿cómo aplica a mi negocio?

Ya venías peleando la crisis económica, tu negocio estaba en precario equilibrio, si no lo había perdido, y la cuarentena terminó de patear el tablero. Tu situación económica es muy agobiante. No ves la salida. 

Yo la pasé. Fue en el 2001. Y la forma de salir, es empezando por pensar que hay salida. Y trabajar en consecuencia. 

Algo de todo lo que comenté, seguro podés aplicar. O por lo menos, va a servir para ayudarte a pensar nuevas alternativas.